El Gobierno de Navarra fija una bajada del 4,06 % en el módulo de vivienda protegida para 2016

Laparra dice que "no parece previsible" que "se produzcan efectos negativos que contrasten con la bondad de la medida"

PAMPLONA. El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, ha anunciado que el nuevo valor calculado para el módulo ponderado de vivienda protegida para 2016 es de 1.195,87 euros, lo que supone una rebaja del 4,06 por ciento respecto al módulo actual, fijado en 1.246,53 euros.

Una rebaja del módulo "sensata y equilibrada" que, según ha expuesto Laparra, "debería permitir que el esfuerzo financiero de las familias que quieran comprar o arrendar una vivienda protegida sea menor, aun cuando en todo caso el modulo determina el precio máximo de venta, no el precio efectivo o real".

 

"El precio real de venta lo fijarán las empresas promotoras teniendo en cuenta otros factores, entre ellos, muy principalmente la existencia de una demanda efectiva de compradores, así como la valoración de la capacidad de compra de dichos compradores", ha remarcado el consejero, quien no ve "previsible" que la bajada del módulo "produzca efectos negativos".

En una comisión parlamentaria, a petición de UPN, Laparra ha recordado que el precio del módulo se ha mantenido congelado en Navarra durante los años 2012, 2013, 2014 y 2015, mientras que en el 2010 se "produjo por primera vez en Navarra una bajada del módulo, en concreto, una rebaja del 3,17 por ciento".

En la actualidad, ha remarcado, "la fórmula vigente es la recogida en la nueva ley de diciembre de 2014 por la que se modificó la ley de 2010 del derecho a la vivienda en Navarra, fórmula que se va a aplicar por primera vez en el cálculo del módulo de vivienda protegida para el año 2016".

En este sentido, ha explicado que el nuevo valor calculado para el módulo ponderado, 1.195,87 euros, "supone una rebaja del 4,06 por ciento respecto al módulo actual, fijado en 1.246,53 euros".

Según ha detallado el vicepresidente, a modo de ejemplo, "para una vivienda tipo de tres dormitorios, el nuevo precio máximo de venta supondrá una rebaja de 7.200 euros en el caso de viviendas de protección oficial y de 8.300 euros en el caso de viviendas de precio tasado, frente a los actuales precios máximos". Si la vivienda se destinara al arrendamiento, la nueva renta anual será 250 euros inferior a la actual.

En concreto, el nuevo módulo determinará una rebaja en "el precio máximo de las viviendas nuevas cuya solicitud de calificación provisional se lleve a cabo en 2016; en el precio máximo de venta de todas las segundas y posteriores transmisiones de vivienda (vivienda usada); en el precio máximo de venta de las viviendas nuevas que no hayan podido venderse transcurrido un año desde su calificación definitiva; y en la renta máxima de los nuevos contratos de arrendamiento formalizados a partir del 1 de enero de 2016".

EFECTOS DE LA REDUCCION DEL MODULO

En cuanto a los efectos que va a conllevar la reducción del módulo de vivienda protegida, Laparra ha sostenido que "no es previsible" que la bajada del módulo afecte a los valores catastrales y que, además, "el precio máximo de venta de las viviendas protegidas que constituirían el stock de viviendas en venta sólo se verá afectado si hubiera transcurrido un año desde la calificación definitiva de tales viviendas".

Igualmente, ha considerado que "no es previsible que la banca baje con carácter general la cobertura de los préstamos sobre los precios de las viviendas, por cuanto las tasaciones actuales se realizan por el precio efectivo y no tanto por el precio máximo de venta".

Además, Laparra ha recordado que "no es el primer año que se produce una bajada del módulo" y ha incidido en la idea de que "no parece previsible que se produzcan efectos negativos que contrasten con la bondad general de la medida".

Por otro lado, el vicepresidente de Derechos Sociales ha avanzado que el proceso de participación social previo exigido por la legislación sobre el precio del módulo ya ha comenzado, mediante la firma de la Orden Foral correspondiente, y que este miércoles su publicará en el Boletín Oficial de Navarra.

INTERVENCION DE LOS GRUPOS

En el turno de intervención de los grupos parlamentarios, Luis Zarraluqui, de UPN, se ha alegrado de que "el esfuerzo financiero de las familias se vea beneficiado por esta rebaja", pero ha subrayado que "la rebaja en el alquiler, en términos mensuales, son 20 euros, no una gran cosa". Además, ha pedido al consejero que piense en los promotores "un sector que está muy deteriorado, que está moribundo y que puede empezar a remontar si no se le castiga".

Por parte de Geroa Bai, Isabel Aramburu ha defendido la "conveniencia" de rebajar el módulo de la vivienda protegida, "un paso más para garantizar el derecho efectivo a una vivienda digna y adecuada". "No pensamos que la medida vaya a tener repercusiones en términos generales y sí para los particulares", ha expuesto.

En representación de EH Bildu, Asun Fernández de Garaialde ha apoyado la disminución del precio del módulo anunciada por el consejero y ha defendido que "tenemos que recuperar que la VPO no sea un lujo y que recupere su papel social".

Desde Podemos, Mikel Buil ha considerado "insuficiente" la rebaja del módulo y ha deseado que hubiera sido "retroactiva". En su opinión, "no es una medida que tenga especial impacto en el problema de vivienda porque el problema está en la disponibilidad de vivienda".

La socialista Ainhoa Unzu, por su parte, ha afirmado que a su partido le "sorprende" la "rebaja en el módulo a la vez que se eliminan las deducción de los compradores de vivienda protegida". "Vamos a estar expectantes a ver cómo evoluciona esta decisión", ha manifestado.

Finalmente, Ana Beltrán, del PPN, ha demandado al consejero "un equilibrio entre facilitar el acceso a las personas con menos recursos rebajando el módulo, pero sin que se haga daño al sector de la vivienda libre, que da muchos puestos de trabajo".

Fecha Noticia: 
27/10/2015