Navarra, líder estatal de edificación de pisos protegidos y rehabilitación

El total de viviendas terminadas creció un 41,5% en 2017, la primera tasa de variación positiva desde el comienzo de la recesión en 2008 - Las casas de alquiler social, "asignatura pendiente" pese a los buenos datos

D.N. - Lunes, 19 de Noviembre de 2018 - Actualizado a las 12:25h

PAMPLONA. El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ha presentado el Informe de Vivienda, acompañado de la directora general de Inclusión y Protección Social, Gema Mañú, el director general del Observatorio de la Realidad Social, de Planificación y de Evaluación de las Políticas Sociales, Patxi Tuñón;el director del Servicio de Observatorio de la Realidad Social, Antidio Martínez de Lizarrondo, y el director del Servicio de Vivienda, Javier Etayo.

Navarra se sitúa entre las comunidades con menor incidencia de desahucios y ejecuciones hipotecarias

Este documento, que se enclava dentro de la serie temática de informes denominadaColección Informes Anuales del Observatorio,recoge la situación del mercado de vivienda en la Comunidad Foral, con datos hasta el primer trimestre de 2018. El documento ha sido elaborado por Ikertalde, en colaboración con el Servicio de Vivienda y el Servicio de Observatorio de la Realidad Social, ambos del Departamento de Derechos Sociales.

Este Informe de Vivienda muestra el notable esfuerzo que viene realizando Navarra en este ámbito. Asimismo, los datos constatan un avance positivo en numerosos parámetros, tanto en la evolución propia de los datos en el marco de la Comunidad Foral como en la comparativa con el resto de comunidades autónomas.

Durante 2017 y el primer trimestre de 2018, la economía navarra intensificó su crecimiento en todos los sectores. Destaca la mejora de la actividad en el sector de la construcción en el primer trimestre de 2018, que registra una tasa de incremento interanual del 2,2%. Esta evolución positiva se asocia tanto al incremento de la actividad de edificación de vivienda, como al impulso de la actividad de rehabilitación, apoyada en la financiación ofrecida a través de las ayudas y subvenciones del Gobierno de Navarra. Este repunte ha supuesto que pasemos de un 11.400 de población ocupada en el sector en el cuarto trimestre de 2016 a 18.900 en el segundo trimestre de 2018.

Navarra resalta como la comunidad autónoma que ha realizado un mayor esfuerzo de edificación de vivienda protegida, tanto en los años previos a la recesión, como desde 2008 en adelante. Así, en 2017 se iniciaron 2.620 viviendas libres y protegidas, registrándose un crecimiento anual del 39,5%. De estas, 1.766 eran libres, lo que supone el mayor registro de viviendas libres iniciadas desde el comienzo de la recesión. El primer semestre de 2018 apunta al mantenimiento de esta senda positiva con 1.036 viviendas libres iniciadas en el conjunto de 2018, que llevaría a superar la cota de las 2.000, a final de año si se mantiene este ritmo de promoción. La evolución en la actividad de promoción en 2017 también fue positiva, iniciándose 854 viviendas protegidas, el triple que en 2016. Asimismo, el total de viviendas terminadas también creció con fuerza (41,5%) en 2017, la primera tasa de variación positiva desde el comienzo de la recesión en 2008.

Como resultado de su apuesta por la vivienda protegida, Navarra dispone en la actualidad de un parque de 56.163 viviendas protegidas, de las que el 54,6% tienen el precio de venta limitado. Un total de 4.873 viviendas, o lo que es lo mismo, una de cada seis viviendas (15,7%) del parque de vivienda protegidas a precio limitado son viviendas en régimen de alquiler. Adicionalmente, la Bolsa de Alquiler del Gobierno de Navarra alcanzaba a 30 de junio de 2018 una cota de 600 viviendas. En cuanto a las subvenciones públicas del Gobierno de Navarra en materia de alquiler de vivienda, cabe resaltar el crecimiento de un 5% en el año 2017, siendo el incremento acumulado entre 2015 y 2017 de un 22%.

La demanda de vivienda protegida también muestra una fuerte tendencia creciente en 2017 y el comienzo de 2018. En junio de 2018 se contabilizaron 7.204 solicitudes de vivienda protegida, lo que representa un incremento del 17,5% durante 2017, así como del 10,1% en los primeros seis meses del 2018. La opción por el alquiler representaba tres de cada cuatro (75,4%) solicitudes a 30 de junio de 2018. Solamente el 10,1% de las personas y familias solicitantes opta exclusivamente por la compra, si bien está experimentando un fuerte crecimiento en el último año y medio.

En 2017 se registraron un total de 614 visados de compraventa de vivienda protegida, lo que supone un aumento del 29% respecto a 2016. En el primer semestre de 2018 se mantiene esta tendencia positiva, aunque con una menor intensidad, de forma que se contabiliza un promedio de 54 visados por mes, un 5,8% superior a la media mensual de 2017.

El mercado inmobiliario también experimentó un fuerte crecimiento en 2017, creciendo la actividad de compraventas en un 22,1% respecto a 2016 y alcanzándose el mayor registro desde 2009. Se registraron 1.132 compraventas de vivienda nueva libre, lo que supone un incremento respecto a 2016 del 33,2%, si bien está lejos de la cota de las 5.000 compraventas de los años previos a la crisis. Las compraventas de vivienda de segunda mano libres aumentaron un 17,5% respecto a 2016, mientras que las compraventas de vivienda protegida se incrementaron en un 49%. Los datos del primer semestre de 2018, sin embargo, apuntan a una cierta ralentización del mercado, registrándose 9,6% menos compraventas que en el mismo semestre de 2017.

Fecha Noticia: 
19/11/2018