Navarra reconoce la condición de familia monoparental

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado por unanimidad la Ley Foral para la acreditación de las familias monoparentales, una norma que contempla otorgar a esta tipología de hogar “idénticas ayudas a las que se reconocen a las familias numerosas”.

Los votos a favor de todos los grupos parlamentarios han posibilitado que la Ley Foral para la acreditación de las familias monoparentales haya prosperado en el pleno de esta mañana.

Además de promover beneficios y ventajas específicas sujetas a la declaración de la renta y a al menos un año de residencia ininterrumpida en la Comunidad Foral, el texto de Podemos-Orain Bai contempla para esta tipología de hogar “idénticas ayudas a las que se reconocen a las familias numerosas”.

Las familias en cuestión podrán beneficiarse de baremos específicos para la concesión de ayudas y becas para libros, material escolar, comedores y transporte en todas las etapas de la educación no universitaria. Esta ayuda se extenderá a la educación universitaria, donde dispondrán también de becas especiales para cubrir los gastos de enseñanza, desplazamiento y alojamiento.
 

Asimismo, el Gobierno de Navarra desarrollará un sistema de bonificación aplicable en las tarifas de centros cívicos, albergues, actividades de deportivas y de ocio, o transporte público y escolar.

En el ámbito socio-sanitario, se contemplan ayudas para la cobertura de tratamientos de ortodoncia, auditivos, oftalmológicos, ortopédicos, psicológicos, pedagógicos o de atención domiciliaria.

En las adjudicaciones de viviendas VPO en las que sea preceptiva la convocatoria pública y la aplicación de baremos, se puntuará de manera específica a las familias monoparentales o en situación de monoparentalidad que concurran como solicitantes.

En el plano fiscal, esta tipología de hogar tendrá el mismo tratamiento fiscal que el que se dispensa a las familias numerosas. Una familia se considerará monoparental hasta que el hijo o hija cumpla los 21 años, si bien se prevén situaciones especiales, ya sea en caso de estudios, violencia de género, discapacidad o dependencia económica, entre otros.

La parlamentaria de Geroa Bai Isabel Aranburu ha considerado que “el máximo bien que debe ser protegido es el bienestar de los niños y niñas que crecen con un solo progenitor”, aunque ha subrayado que no hay que extender este tipo de ayudas a quienes tengan rentas altas, “por muy monoparentales que sean”.

La regionalista Mónica Doménech ha justificado el “sí crítico” de UPN argumentando que esta ley es una “muestra de incoherencia de un Ejecutivo que no ha sabido ejecutar un sistema de protección a la infancia y adolescencia”. Además, ha advertido que se proponen prestaciones económicas “que no son garantizadas” y que se “deja fuera a muchos niños y niñas”.

En nombre de EH Bildu, Asun Fernández de Garaialde ha calificado como “positivo” este reconocimiento aunque ha apuntado que “queda mucho trabajo por delante”.

Tere Sáez, de Podemos-Orain Bai, ha considerado que este es un “paso importante” para la sociedad navarra, “especialmente para muchísimas mujeres”.

Por su parte, la socialista Nuria Medina ha compartido que este es un “primer paso” aunque “todavía insuficiente”.

El popular Javier García ha recordado que este tema “ya podía estar atajado” porque el Partido Popular ya presentó una iniciativa en este sentido hace más de dos años.

El portavoz de I-E, José Miguel Nuin, ha trasladado su “pleno apoyo” a la norma y ha apostado por “continuar en el futuro por este camino”.

Fecha Noticia: 
31/01/2019