Navarra contiene la renta máxima de las viviendas protegidas ante la tendencia alcista del alquiler

El Gobierno de Navarra ha contenido el precio máximo de los arrendamientos de viviendas protegidas para evitar que se vean afectado por la acusada tendencia alcista que se está viviendo en el marcado libre de alquiler

El Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos acaba de aprobar las rentas máximas de alquiler de las viviendas protegidas para el año 2020, que crecerán apenas un 0,1%.

En su apuesta por priorizar las políticas de vivienda de alquiler asequible, además del aumento de la oferta de promoción pública, de la movilización de pisos vacíos a través de la Bolsa de Alquiler o de la colaboración con promotores privados para sacar al mercado un mayor número de viviendas en régimen de arrendamiento, el departamento que dirige el vicepresidente José Mª Aierdi también ha contenido las rentas de alquiler protegido, que van referenciadas al IPC y no al módulo de VPO.

El incremento aprobado del 0,1% es equivalente al IPC general base 2016 correspondiente a octubre de 2019, recientemente publicado por el INE. Supone una subida de unos 50 céntimos de promedio al mes. La tasa de variación anual del IPC general en Navarra fue algo más alta -el 0,5%- si bien se toma el valor nacional. Los incrementos de los dos últimos años fueron del 1,6% y 2,3%, respectivamente.

La subida de VPO no afecta al alquiler

Cabe recordar que fue a partir de la aprobación de la Ley de Derecho a la Vivienda de 2016 cuando se cambió el cálculo del precio máximo de renta de las viviendas protegidas, que ya no se hacía depender del valor del módulo, sino del IPC. Este cambio normativo ha supuesto un descenso considerable de las rentas de alquiler en los últimos cuatro años y explica también por qué la subida del módulo de vivienda protegida prevista para 2020 –el 5,65%, según la fórmula legal que toma como referencia los expedientes de VPO- no es aplicable a los precios de arrendamiento.

Los precios máximos de arrendamiento protegido –tanto para viviendas del parque público como de promoción privada- para el próximo año 2020 serán, por tanto, de 5,62 euros por metro cuadrado útil al mes para viviendas ubicadas en Pamplona y Comarca, Tudela, Estella o Tafalla y de 5,31 euros para el resto de municipios de la Comunidad Foral. A esta renta se añaden 62,42 euros al mes por plaza de garaje, en todos los municipios, y otros 2,08 euros por metro cuadrado de trastero y otros anejos.

De este modo, las nuevas rentas máximas son similares a las existentes en 2010, cuando la renta por metro útil estaba fijada en 5,59 euros por metro útil en Pamplona y Comarca, Tudela, Estella y Tafalla. Para el caso del resto de municipios de Navarra, la renta máxima se queda incluso 10 céntimos por debajo de la existente en 2008.

Esos precios determinan una renta máxima anual para el alquiler protegido, si bien, en función de los ingresos familiares ponderados, las personas inquilinas pueden percibir una subvención del 25%, 50% o 75% de la renta. En el caso de una vivienda estándar de 3 dormitorios y 85 metros cuadrados útiles con garaje y trastero en la Comarca de Pamplona, por ejemplo, la familia inquilina abonaría una renta mensual de 552,54 euros. Si además tuviera derecho a percibir algún tipo de subvención, la renta final podría ser de 414,41 euros (25% de subvención), 276,27 euros (50%) o 138,14 euros (75%).

Política de vivienda inclusiva

La Dirección General de Vivienda maneja un presupuesto anual de 13,5 millones de euros, importe que permite beneficiar a más de 8.000 personas titulares de un contrato de alquiler protegido.

La generación de vivienda asequible en régimen de alquiler es una de las prioridades del Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Ejecutivo foral y, en palabras su titular, el vicepresidente José Mª Aierdi, “lograr, además, una política de vivienda inclusiva, que no deje a nadie atrás, es nuestra principal aspiración y tarea”.

Asimismo, Aierdi ha destacado que “los poderes públicos estamos obligados a aumentar la oferta de vivienda de alquiler para intentar contener los precios del mercado libre” y, en este sentido, ha recordado que la elaboración de distintos índices de referencia, en función de las zonas, para regular los precios del mercado libre de alquiler es una de las medidas incluidas en el programa de su departamento para esta legislatura.

Fecha Noticia: 
24/11/2019